Probando un Segway

Bueno, bueno, bueno…. no lo había contado todavía para no desvelar la exclusiva, pero ayer me pasé una mañana superentretenida. Resulta que a los chicos de Xataka les habían invitado a una presentación para la prensa del nuevo Segway (sí, ese cacharrito que parece un patinete pero que se mueve con la inclinación del cuerpo) pero, como ninguno de ellos reside en Madrid, me pidieron a ver si me podía acercar a cubrir el evento, avisándome incluso de que podría montar en uno después de las presentaciones “oficiales” de rigor…

Vaya por delante que, como sabe muy bien cualquiera que me conozca, soy un “cagón” de tomo y lomo: no me gusta nada que se mueva sin tener el perfecto control sobre ello. Eso incluye atracciones de feria (nunca, jamás, bajo ningún concepto me voy a subir a nada que no sean los coches chocones), esquís y similares, patines de ruedas o de hielo (una vez fuí a Palacio de Hielo de Madrid y no me solté de la barandilla más de un segundo seguido, y a pesar de eso acabé sudando como un perro de la tensión). Así que la perspectiva de subirme en un “chisme” que no sé muy bien cómo se sostiene en pié… uf, me daban escalofríos.

Sin embargo, podido por la presión de “no puedo defraudar a Xataka” y con la total certeza de que me iba a dar un trompazo que haría las delicias de los usuarios de Youtube, me subí en él. Diez segundos fué lo que tardó en desaparecer la inseguridad. Dos minutos lo que tardé en empezar a moverme con cierta soltura por la Castellana. Media hora lo que tardaron los pobres responsables en conseguir convencerme de que me bajara del chisme. Me lo hubiese llevado a casa, sin ninguna duda.

En fin, que la “crónica oficial” está en Xataka. Pero permitidme una recomendación personal: probadlo si teneis ocasión (en varias ciudades se organizan rutas turísticas en Segway a un precio razonable). Es fantástico.

PD.- Abstenerse comentarios respecto de la foto. Gracias. Entre la que me sacó Andrés el otro día y ésta… voy a tener que encargarme un “book” oficial y a controlar la imagen, aunque mucho me temo que de donde no hay no se puede sacar.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Probando un Segway

  1. Yabu,pues creo que en Valencia la policía que patrulle durante la Copa América lo hará en estos cacharros. Y en el puerto de Alicante hay una gente que organiza tours por allí… así que nada, te coges el barco, te acercas a Alicante, amarras, te das una vueltita en Segway y te vuelves.

  2. Mola un monton, he visto ya unos cuantos por la zona de Plaza de Castilla pero realmente….para que sirve? Tiene mercado mass? No lo puedes dejar en la calle como una moto o una bici. No lo vas a entrar al Corte Ingles o a la ofi. Lento para calzada, incomodo para las aceras de Madrid. Un juguetito un poco caro no crees?

  3. ¿Esquiva las zanjas de Gallardo?
    ¿Se puede manejar como una consola por BlueTooth?
    ¿Te quitan puntos si va más rápido de lo normal?
    ¿Tiene rueda de repuesto?
    Si se cansa, ¿se va solo?
    ¿Lleva sitio pa guardar el casco del acompañante?
    ¿Tiene portacopas?
    Y lo más importante, si no hay parte de atrás, como en los coches, ¿pa que sirve? ;)

    PS: Tal como sugieres, me abstengo de hablar de la foto. Eso sí, peaso sonrisa esa… XD

  4. Yo tambien los he probado en Las Lagunas de Ruidera y en Campo de Criptana. ¡Son increibles!

    Si creo que son un poco caros, pero claro…, tanta tecnologia y la exclusividad lo valen.

    Os prometo que el modelo todo terreno “Segway XT” sube cualquier cosa!!! es tremendo.

    Aqui en La Mancha, realizan tours unos amigos mios, la empresa se hace llamar DESTINOS MACHEGOS http://www.destinosmanchegos.com

    Si teneis oportunidad, probarlos!!! vais a alucinar de sus posibilidades.

    Chao

Deja un comentario