Cansado

Hoy estoy un poco “plof”. Cansadillo y descentrado. Supongo que todo se suma. Por un lado, fin de semana agotador: viaje a todo correr el viernes, descansar regular en sofá-cama prestado con niño al lado, boda “de compromiso” todo el sábado, descansar mal en sofá-cama prestado con niño enfermo al lado, viaje de vuelta con atasco incluido (esta vez AP-1), lunes con niño aún enfermo y mujer que también decide unirse a la fiesta, un trabajo que aunque entretenido y satisfactorio pues es trabajo con sus momentos intensos y sus preocupaciones asociadas, perspectiva de una semana más corta de lo normal (para algunos será “yuju, puente” pero yo lo veo como “mierda, no me quedan días para ir a hacer la compra y hacer todos los recados que tengo que hacer”) que coronará con visita de parientes durante el puente (los mismos que nos dejan sofá-cama, ahora tendrán que dormir en la infernal Restform). Mi casa será como esos pueblos pequeñitos que en verano duplican su población… pues eso, no va a caber ni un alfiler! Y habrá que poner la casa a punto, y no habrá demasiados ratos de descanso y tranquilidad.

Por cierto, hablando de todo un poco. Nunca, jamás, bajo ningún concepto, compréis nada en la teletienda. Siempre, y digo siempre, será de una calidad inferior a la que esperas. La Restform (esa fantástica cama hinchable que tenía tres pisos, que permitía que una gimnasta saltase encima de ella, que se inflaba con sólo un botón, etc, etc. ) es una auténtica basura, con un piso inferior hueco (que, obviamente, se hunde al subirse cualquiera a la cama), que se deshincha a lo largo de la noche, con un compresor que apenas sirve para dar una mínima presión…

En fin, lo dicho, que cuando uno está así de “positivo”, lo mejor es irse a la cama. Y mañana será otro día.

Un auténtico engaño, vamos.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Cansado

  1. Menos mal que nos tienes aquí a los de la “blogocosa” para dar ánimos. Antes sólo te los podían dar los de al lado (que seguramente valen más), pero ahora hasta desde aquí arriba, al sur de Islandia, te damos ánimos.
    Y no olvides que la estadística nos ha regalado estar mejor que una inmensa parte del planeta.
    De nada, ;-)

  2. Ánimo tío, y que no sea nada. Piensa que más jodidos estarán los que han comprada el lijador de todo tipo de materiales y por su culpa han tenido que cambiar las ventanas y los muebles porque us “finos filamentos” han actuado arrancndo la pintura de todo lo que encontraba a su paso.

    Un saludo y arriba esa moral :-)

  3. Ánimo hombre!!!

    Descansa cuánto puedas, carga las pilas y a volver al lío!! Todos pasamos por estos momento de bajoncillo… de alguna manera son inevitables pero para cuando queremos darnos cuenta ya se han terminado ;-)

    Un saludete ;-)

  4. Todos tenemos días malos, y ánimo que seguro que se pasa pronto.

    Bueno, puedes animarte pensando que si llegas a un punto de stress insoportable, simpre puedes agarrar un chuchillo y destrozar la cama hichable.

  5. No, hombre, no!! Que no es para tanto… simplemente el final de un día que no había sido especialmente brillante.

    El “parte de guerra” va mejorando, aunque aún habrá que verlo.

    Y en la Restform duermen mis cuñaos, así que el disgusto lo tienen ellos… :)

  6. Si quieres, guarda la restform y yo te presto la, llamémosla Relaxform, con exactamente los mismos defectos, pero comprada de forma presencial…

Deja un comentario