Trabajar desde casa

Leo en el blog de Calacanis (a la sazón creador de Weblogs Inc. y ahora intentando sacar adelante una nueva Netscape dentro de AOL) un post en el que solicitan un par de personas de desarrollo. Indica que pueden realizar su trabajo tanto en casa como en oficinas, y lo vende así de bien:

“So, if you are some amazing developer and you left SF, NY, WA, etc. and you’re doing consulting work this might be a great gig for you. All the benefit of living outside the big city, but you get the benefits, salary, and perks of being a f/t staffer. Of course, you have to be willing to travel to our CodeJams and staff meetings, but those are monthly/quarterly typically.”

Vamos, que si abandonaste los agobios de la gran ciudad para irte a vivir a algún lugar más tranquilo, esta puede ser una oportunidad para tí porque tendrás los beneficios de vivir fuera de la gran ciudad pero también los beneficios derivados de trabajar para una gran compañía. Y sí, quizás tengas que viajar a alguna reunión… pero de guindas a brevas.

Hoy precisamente mi mujer me hablaba de una persona (de Asturias, para más señas) que le decía que allí en su tierra no había trabajo para tantos informáticos. Eso generaba que los pocos puestos que había tuviesen unas condiciones lamentables (exceso de oferta… ya se sabe) y que la mayoría de la gente tuviese que acabar viniendo (como tantos y tantos otros) al sumidero (porque todos acabamos aquí) en el que se ha convertido Madrid.

Muchas veces me he preguntado cuántos de los trabajos que se realizan en Madrid exigen realmente (pero de verdad de la buena) presencia física constante aquí. Y si uno lo piensa bien… no son tantos. Muchos de ellos podrían realizarse tranquilamente a distancia, las TIC lo permiten. PERO… creo que ni los jefes ni los propios empleados lo asumen como una posibilidad real. Es un cambio tan drástico… ¿quién vigilará que se hacen las cosas correctamente? ¿quién me ayudará si algo falla?. Y así, muchos prefieren seguir alimentando al Gargantúa capitalino, soportando todos sus inconvenientes.

Creo que una organización “virtual”, teniendo inconvenientes y exigiendo determinadas cosas, es factible y que puede contribuir tanto a la eficiencia en el trabajo como al bienestar personal. Estoy en trance de conocerlo. Sólo me falta lo de buscar un rinconcito agradable en el que vivir…

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

9 comentarios en “Trabajar desde casa

  1. Es una de esas contradicciones que ha generado la España de las autonomías: a mayor federalización del país, parece que mejor le va a Madrid. El crecimiento que ha registrado la capital en los últimos años es impresionante. Y nadie puede ahora decir que eso es el efecto de un Gobierno central muy poderoso, como ha podido ocurrir en otras etapas políticas.

    En cualquier caso, uno de los retos de la empresa 2.0 es saber aprovechar las ventajas de la periferia sin dejar de estar en el centro ;-) En eso estamos en Alianzo.

  2. Esta claro que cada uno contara la misa segun le vaya…

    En mi caso particular, trabajo como ingeniero de sistemas de sw en una multinacional.

    En ella, las politicas corporativas animan al teletrabajo, y, de hecho, conozco mucha gente en UK y USA que teletrabaja, y se ve de lo mas normal…

    A mi, me ha costado bastantes años, convencer a mi jefe (en España) que, de vez en cuando, puedo quedarme en casa algun dia, y trabajar desde ahi.

    En realidad, creo que mi trabajo se podria hacer, segun las etapas de desarrollo, en un 50% desde casa. Por ejemplo, en las fases de front-end y analisis, debo estar ahi, porque no hay nada mas productivo que el trabajo en equipo presencial; en las fases de desarrollo e integracion, podria pasar un 70% del tiempo en mi casa, solo asistiendo periodicamente a reunirme con los equipos de desarrollo, externos, etc, para resolver problemas que surjan.

    En cualquier caso, creo que el control del trabajo no cambia. A mi me asignan unas tareas, para una fecha determinada, y debo reportar progreso/incidencias/etc periodicamente. Nadie mira si me voy a las 5 o las 8, solo miran la fecha planificada y la de entrega, y si hay algo que obligue a reevaluar las fechas.

    El caso, es que si consiguiera que aceptaran que teletrabajara 1 o 2 dias semanales (excepto esas semanas de front-end, etc.), podria irme a vivir a mi ciudad natal, y estar en madrid 2 o 3 dias, lo que me permitiria a mi y a mi mujer estra cerca de la familia, de los amigos, y del mar.

  3. Yo creo que mas de la mitad de mi trabajo lo podria realizar en casa.

    De hecho, a partir del uno de octubre vamos a realizar un gran cambio de nuestro Sistema de Informacion y desde el departamento ya se me ha adelantado que me van a proponer a la central, para tener acceso remoto a mi equipo desde casa a mi, pero claro, esto no es con el fin de que yo me pueda qquedar algun dia en casa si asi lo deseo, sino el de “echar una mano” fuera de mi horario laboral ante la avalancha de situaciones a resolver que estamos temiendo.

    Por otro lado tengo un amigo que trabaja desde casa desde hace mas de 6 años y se ha planteado seriamente el irse a trabajar a otra empresa donde tener relacion directa con otras personas.

  4. Duravidaes da en el clavo: depende del tipo de trabajo/fase del proyecto si estamos hablando de un trabajo “informático”. Nada es mejor que el cara a cara en algunas ocasiones: por efectividad, agilidad en adaptarse a cambios, comprensión de la otra parte, …

    Además, según mi experiencia personal, se requiere mucha disciplina para 1) concentrarse (al menos en mi caso tengo muchas más fuentes de distracción en casa que en la oficina) y 2) saber cuando empieza/acaba el horario laboral.

    En mi opinión sí que es viable el trabajo en casa pero de forma parcial y limitado a determinados casos/fases/momentos…

  5. El problema del teletrabajo es que los directivos no se fían de que la gente sea productiva si tiene libertad para hacer a su aire. Sinceramente, tampoco yo creo que sea una sulución para todos.

    Para que funciona hace falta ser capaz de determinar exactamente lo que se espera que ofrezca un trabajador por su salario, más allá del número de horas que está en la oficina.

    Pero si se da ese paso, y se consigue valorar el trabajo real que alguien realiza. ¿Por qué tener un teletrabajador en nómina y no convertirlo en un autónomo con contrato mercantil?

Deja un comentario