La puntualidad

Aunque a veces parece que es un valor “demod�”, a m� hay cosas de la formalidad que me gustan. Formalidad entendida como “ser cumplidor”. Como que si hemos quedado a las 10, llegar a las 10. Y si no vas a llegar a las 10, al menos avisar. Y si no avisas, al menos pide disculpas y haz como que te importa, aunque sea mentira. Pero no seas pat�n y digas con voz sarc�stica “igual me estabas esperando” cuando llegas 52 minutos tarde.

Dir�a que yo soy hombre de palabra. Los compromisos son importantes para m�, hago lo que puedo por cumplirlos y me siento enormemente culpable cuando no lo hago, tanto cuando es por mi culpa como cuando es por factores ajenos.

Y la verdad es que me molesta observar (con demasiada frecuencia) como no todo el mundo es as�. C�mo la gente desprecia los compromisos, y ni siquiera se siente un poco culpable por hacerlo. Me siento, la verdad, un “pringao”. Lo peor es que no s� jugar de otra forma. Por mucho que sepa que alguien “no es de fiar” en ese sentido, yo sigo creyendo que lo va a ser, y actuando en consecuencia. Por mucho que sepa que alguien es impuntual, y me lo haya demostrado ya con creces, yo seguir� procurando llegar a la hora a las citas, y se me pondr� un nudo en el est�mago si llego un poco m�s tarde.

Ojo, no se me malinterprete: soy consciente de que hay factores que a veces dificultan esa “formalidad”, de hecho a m� tambi�n me pasa y me impiden cumplir mis compromisos, como a todos. Quiz�s lo que m�s me moleste sea la ligereza con que algunas personas se toman estas cosas de los compromisos, porque en el fondo demuestran una falta de respeto enorme por el tiempo y las energ�as de los dem�s.

Y ya, ya me he desahogao.

PD.- Se podr� decir de m� lo que se quiera, pero no que soy inconsistente: hace m�s de un a�o ya me quejaba de cosas parecidas aqu� y aqu�. Lo peor es que me sigue fastidiando igual, no he aprendido nada :).

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “La puntualidad

  1. 100% de acuerdo.
    Yo tambi�n soy de esta manera, lo que yo he dicho en boca es como una firma, y me revienta ver como la gente se pasa los compromisos por la torera.
    No entiendo como la gente no puede responder a sus compromisos.

    Yo tb estoy un poco “asqueao” con esta informalidad!

    Saludos,

    y FELICIDADES por el BLOG! es lectura di�ria!

  2. Completamente de acuerdo tambi�n.

    Lo de la puntualidad es algo que no puedo entender.
    A mi me resulta extramadamente sencillo ser puntual: s�lo hay que calcular cuanto tiempo puedes tardar en llegar a un sitio (puerta a puerta), sumar un poquillo m�s para imprevistos y salir con la antelaci�n establecida (lo cual implica dejar lo que se estaba haciendo).

    Dentro de los que impuntuales hay toda una serie de razas que cualificar�a c�mo:
    – Los que no saben calcular el tiempo requerido: IMB�CILES
    – Los que no saben prever algo de tiempo para imprevistos (m�nimos): NECIOS
    – Los que no saben salir a una hora determinada: DESORGANIZADOS

    Y los que simplemente les trae sin cuidado llegar puntual: IMPRESENTABLES.

    De esta manera quedar�an representados por el cuarteto de IMB�CILES, NECIOS, DESORGANIZADOS, o IMPRESENTABLES.

    Este �ltimo punto se podr�a desglosar en mil adjetivos. No hay que olvidar que estamos hablando de personas que consideran que es preferible que les tengan que esperar, a tener que esperar ellos. Personas que consideran su tiempo m�s valuoso que el de los dem�s. O m�s triste a�n, personas que se sienten bien al ver que son esperados; a estos �ltimos no les hace sino un flaco favor ese sentimiento tuyo que comentas de pringao, por llegar puntual.

Deja un comentario