Cuando es tu empresa la que no te deja trabajar

No creo que sea muy normal tener que reconfigurar el ordenador de la empresa para poder trabajar, �no? Resulta que tenemos los port�tiles “capados” para evitar que podamos conectarnos con cualquier otra conexi�n que no sea la de la oficina. Es decir, que viajo por trabajo, tengo que trabajar en el hotel (en el que tengo una conexi�n ADSL, nada de Wifi)… y no puedo.

He tenido que entrar en la configuraci�n del arranque de Windows, arrancar en “Safe mode with networking”, configurar las opciones de internet explorar para que detecte autom�ticamente la LAN… y as� he conseguido entrar.

Pero en una empresa donde no tenemos un perfil t�cnico… el 99% de mis compa�eros simplemente ver�n que “no funciona”. Y si tienes algo que hacer… pues ya sabes, cuando vuelvas a la oficina abres una incidencia en el “help desk”, que con suerte en dos o tres semanas te dir�n que “la configuraci�n actual no permite conexiones externas”.

Lo cual, adem�s de ser mentira (para muestra, este bot�n) es una respuesta que no da ninguna soluci�n.

�C�mo trabajar cuando es la propia empresa la que te pone zancadillas?

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Cuando es tu empresa la que no te deja trabajar

  1. Te doy la raz�n a medias. El tema es que la mayor�a de los usuarios, gracias a su atrevida ignorancia, puede comprometer seriamente la informaci�n alojada en el PC por mal uso del mismo.

    Es necesario un compromiso entre seguridad y usabilidad, pero el punto exacto no es nada claro.

  2. Ni idea, pero es un problema m�s com�n de lo que parece y es una aut�ntica pesadilla tener el enemigo en cosa en detalles tan absurdos como estos.

  3. Dificil compromiso. Yo he visto cosas de lo m�s pintoresco. Mi mujer, por ejemplo, puede usar su port�til para acceder a la intranet de la empresa desde cualquier conexi�n a internet (la wifi de casa, por ejemplo). Pero para replicar el correo necesita utilizar un tel�fono convencional. Pero, curiosamente, puede leer el correo v�a web…si utiliza un ordenador no corporativo!!!

    Como dice Jaizki, el equilibrio es muy dif�cil y, en cada momento, nos parecer� mejor una u otra opci�n. Adem�s, en una consultora (lo sabes bien) no todos los perfiles son igual de t�cnicos y el desconocimiento es peligroso.

    (Un compa�ero, hace unos 10 a�os, en los tiempos de W3.11, me dijo que “su ordenador no funcionaba, la pantalla estaba negra y pon�a C:>”)

  4. Si eres tu propia empresa, asunto solventado. Claro que nunca hay que sobrestimar la capacidad del humano de automutilarse, pero creo que las probabilidades se reducen.
    En un sentido m�s amplio, en su d�a lo llam� la empresa-tap�n.
    Un saludo,
    Julen

  5. Los port�tiles suelen ser un coladero. Si se permite que se conecten desde fuera, sin el firewall corporativo, antivirus… etc, pueden volver a la oficina cargado de indeseables bichitos que atacar�n “desde dentro” ;-) Normalmente esa es la principal raz�n de no permitir este tipo de conexiones. Pero vamos, hay muchas posibilidades por explotar ;-)

  6. Lo que son las cosas… Existe una cosa llamada VPN que podr�a ayudar, por aquello de la seguridad. Si la empresa no desea VPN’s pues que no permita accesos y punto.
    Otra de las cosas que me sorprenden es la de no dar permisos de administrador local de m�quina a los usuarios habituales de las mismas, “para que no se instalen cosas y pierdan el tiempo“…
    Ejem.

Deja un comentario