�Estrellas o colectivo?

Hace ya unos meses que comentaba este tema sobre la met�fora del baloncesto, y hoy Tochismochis hace lo propio. El caso es que esta tarde he asistido en primera fila a una nueva edici�n de uno de los debates m�s cl�sicos en el mundo de la empresa: �estrellas o equipo?

Estamos trabajando con una organizaci�n comercial, implantando una serie de medidas orientadas a alinear comportamientos y a reforzar el trabajo en equipo. Total, que cuando hemos hecho la simulaci�n para comprobar el efecto de las medidas planteadas, ha surgido el debate.

Por un lado, el director del �rea comercial dice que no puede tolerar medidas que perjudiquen, siquiera un poquito, el status quo de sus estrellas. Que no puede prescindir de ellas y que, por lo tanto y bajo ning�n concepto, va a aceptar nada que les pueda molestar. Del otro lado, el responsable de RRHH opina que el negocio no puede depender de un n�mero reducido de estrellas, que su solidez y solvencia de cara a futuro depende de la calidad del conjunto, que a determinados niveles de crecimiento una estrella puede ser la soluci�n, pero que a medio plazo no hay estrellas que sean capaces de mantener la situaci�n.

�Mi opini�n? Estoy m�s cerca del segundo que del primero. Lo contrario, siendo cierto que “molestar” a tus estrellas puede generarte problemas, es una estrategia cortoplacista, que piensa m�s en el beneficio personal (“yo no quiero problemas”) que en el beneficio colectivo (“estoy dispuesto a asumir problemas temporalmente a cambio de mejoras a medio plazo”).

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “�Estrellas o colectivo?

  1. S�, el debate es cl�sico. Pero en el deporte, el n�mero de recursos disponibles es muy limitado y quiz� se hacen m�s tangibles los resultados…

    Las empresas tienen la “posibilidad” de sobredimensionar departamentos (aunque sea temporalmente) con objeto de cubrir bajas “importantes”. En el deporte, eso es imposible. Uno por uno, no hay m�s.

  2. Estoy de acuerdo comtigo. El funcionamiento de un area de la empresa no puede depender de unos pocos. S�lo la idea de que esas “estrellas” salgan de la empresa o simplemente se quemen deber�a ser suficiente como para hacerle cambiar de idea.

  3. Yo comprendo al director comercial. En ventas la presi�n de las cifras mensuales es muy alta y est� directamente relacionada con cada vendedor. Mas que un equipo de baloncesto es un equipo de atletismo en el que cada uno compite en su especialidad y luego se suman los puestos de cada uno.

  4. Me inclino descaradamente a por la opci�n del equipo. Lo de las estrellas tiene un riesgo inmenso y m�s en el �rea comercial (aunque pueden haber matices seg�n la empresa o el sector), desde que se pasen a la competencia con toda su cartera de clientes, hasta que consigan unas prevendas que sigan manteniendo el d�a que dejen de ser estrellas. Yo personalmente prefiero un equipo de peloteros a uno de estrellas, salvo que casi casi a estas estrellas los contemples m�s como si ellos mismos fuesen una empresa a la que te gustar�a contratar sus servicios. Igualmente el tema de los incentivos econom�cos es delicad�simo, y un sistema que a ti te pueda parecer justo puede destruirte tu red comercial. Mucho cuidad�n.

  5. �Y tener como objetivo llegar a ser un equipo de estrellas?. Ser�a tener como objetivo igualar por lo alto, y quiz� el objetivo “equipo” sea igualar por lo medio.
    Lo digo con ingenuidad, a lo mejor es una utop�a, pero parece m�s l�gico.

  6. Yo soy… “era”… de los descaradamente a favor del equipo, e igual sigue habiendo posos de esto, pero reconozco que con el tiempo tambi�n tiendo a ver ventajas en lo de las estrellas, y, b�sicamente, por uno de esos refranes escatol�gicos del castellano: “Caga m�s un buey que cien golondrinos”.
    As� que, igual el tener una estrella, alquien que “sepa”, puede hacer m�s que todo un equipo.
    Pienso que no es cuesti�n de estrellas o estrellaos, sino de tareas y personas. Simplemente.

  7. Creo que en este tema le tenemos que hacer caso a Julen con su teor�a de la Campana de Gauss en la empresa. Las estrellas son necesarias, y bienvenidas sean, pero tambi�n lo son los curritos menos brillantes. Y todos juntos deben tener cabida en la organizaci�

  8. Me doy cuenta de que muchas veces opino sin asentarme en una realidad concreta. En algunos casos pueden funcionar mejor equipos de trabajo, y en otros las estrellas.

    De todas formas, cualquier consultora lograr�a una gran ventaja competitiva si lograra aunar la grandeza de sus estrellas, con la genialidad de sus equipos de trabajo. Simultanear estrellas y colectivos, que se adaptan al contexto y al proyecto concreto, sabiendo “cambiar de marcha” cuando el vehiculo empresarial lo demanda con coherencia y sentido estrategico.

Deja un comentario