La m�quina del caf�

Nos han puesto una m�quina de caf�. Vale, ya s� que mucha gente tiene m�quina de caf�. Pero yo es que hasta ahora ten�a cafetera, y la echo de menos. S� que era un l�o (para tener una cafetera de ese estilo hace falta tener personal que est� pendiente de hacer caf�), y tampoco es que estuviese lo que se dice buen�simo.

Pero le daba un toque de calidez a la oficina: caf� siempre caliente, cafetera, servirse uno mismo, charlar con el personal…

Ahora todo es m�s “como en todos los sitios”: m�s fr�o, m�s impersonal.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “La m�quina del caf�

  1. Mmm… caf�eee… El aliado del perfecto oficinista. Yo era adicto a las m�quinas de caf� en la oficina. Mi preferido, el capuccino, con chocolate. Aunque s� que eso no era realmente caf�, eran polvos con agua. Pero me gustaba. Yo lo llamaba por su nombre: “un 27”.

Deja un comentario