Qué quiero ser YO de mayor

(Creo que tengo alteradas un tanto mis facultades. Mi niño, que ha salido noctámbulo como su padre…)

Ayer reflexionaba sobre la pregunta “qué quieres ser de mayor”. Hoy voy a tratar de responder qué quiero ser YO de mayor. A ver qué me sale.

Creo que quiero ser alguien de quien la gente diga “siempre ha estado ahí cuando le he necesitado“. Por ejemplo, no me gustaría que mis hijos (de momento solo hay uno, pero si mi mujer se anima habrá más… aunque mejor se lo comento pasados unos meses) me recordasen como “ese señor que nunca estaba en casa“. Veo ese modelo alrededor, y no me gusta nada. Sé que los hijos llega un día en que no quieren saber (casi) nada de ti, y que ahí habrá que saber apartarse. Pero saber estar “a mano” cuando te necesiten. Esto es extensivo a toda la familia. Ya hablaré más adelante de ello, pero soy alguien que necesita espacio. Lo que me gustaría es que esta búsqueda de MI espacio (así, en primera persona del singular, tan egoísta como suena) no me aislase de lo que otros (especialmente los seres muy queridos) necesitan de mí.

Algo similar con los amigos. Las amistades, como todo en la vida, evolucionan con el tiempo y en el día a día puede que sea difícil mantener las relaciones. Pero me gusta pensar en mí como alguien que siempre estará al otro lado del teléfono, o del mail, o de la calle… para echar una mano si hace falta. Incondicionalmente.

Lo mismo aplica a nivel profesional. Me gustaría que los que hayan trabajado conmigo piensen de mí “siempre tuvo un rato para echarme una mano, para explicarme tal o cual cosa, o para simplemente charlar“. No me gustaría que nadie en mi entorno laboral me tuviese miedo, ni como amenaza ni como “jefe”. Me gustaría eso que se dice de “ganarme el respeto profesional”, que de todos los sitios de los que me vaya haya alguien que se despida de mí con cariño de verdad.

Me gustaría que nadie se sintiese traicionado por mí. Que, independientemente de las relaciones que se establezcan ni del resultado de las mismas, la sensación sea la de “este tío no prometió nada que no cumpliera, ni intentó engañarme: vino de frente. Chocamos o encajamos, pero de cara“.

Hacer dinero no me ilusiona. Como todo el mundo, tengo mis necesidades (otro día hablamos de eso). Pero nunca me he visto a mí mismo en la carrera por comprar el coche más grande y caro, o la casa más aparente, o ser socio del club de golf más elitista, o llevar a mis hijos al colegio más “in”. Dinero para vivir, pero no vivir para el dinero.

Me gustaría que me recordasen como un buen conversador. Alguien que sabía escuchar, que podía opinar sobre casi cualquier cosa sin decir muchas tonterías. Alguien también prudente, que supiera callar cuando fuese necesario.

Me gustaría no perder la curiosidad y cierta capacidad de fascinación por las cosas que veo alrededor.

También me gustaría crear algo que fuese significativo para otros. Me gustaría que alguien (cuanta más gente mejor) pensase “joer, este tío partió de la nada y fíjate lo que hizo“. No hablo de la “fama” a nivel general, sino que ese “algo” fuese verdaderamente significativo para las personas que lo reconociesen. Aunque sean pocas. Pero que piensen “gracias a este tío, algo cambió en mi vida“.

No me gustaría tener la sensación de “no hice algo porque no me lo permitieron“. Lo que haga o deje de hacer, los riesgos que vaya a asumir… quiero que sean responsabilidad mía, no de nadie más. Que nadie tome mis decisiones por mí.

Disponibilidad. Criterio. Honestidad. Generalidad. Mesura. El dinero como medio, no como fin. Impacto en otros. Autonomía.

Muchos pensamientos, dispersos e inconexos. La verdad es que no sé si aportan algo, ni si servirán para orientarme hacia algún sitio. Pero ahí están. Creo que ese es al tipo al que me gustaría que enterrasen.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Qué quiero ser YO de mayor

  1. “Creo que ese es al tipo al que me gustar�a que enterrasen.”
    Me gusta especialmente esta frase, pues ironicamente y aunque se que no era tu objetivo, parece decir: “Este es el tio perfecto. A la basura con �l.”

  2. Sano empe�o el suyo, espero honestamente que alguna vez se cumplan sus deseos o proyecciones, si es que algunos de ellos no los ha materializado ya, que me da que s�…

    Hoy no reparto estopa, no viene al caso, m�s bien quiero mostrarle mi m�s profundo respeto por este striptease virtual que le honra…

    Saludos, my friend.

    Agur.

  3. En mi opini�n una idea a tomar en cuenta es montar una peque�a empresa, yo lo hice en su d�a y no me ha ido mal, no hablo tanto econ�micamente, sino en general, trabajo en un proyecto m�o en el que estoy involucrad�simo, genero empleo para gente e intento que haya un buen clima.
    Realmente es bastante gratificante, aunque obviamente tiene sus malos momentos.

  4. Joder qu� tono melanc�lico empleas �ltimamente, me da que est�s quemao y desmotivao….

    En el post no has puesto lo que quieres ser de mayor, si no c�mo quieres que la gente te recuerde. Esto �ltimo es mucho m�s �ntimo porque te muestra humano, desnudo (y vulnerable!) ante la gente. Esto no est� mal, simplemente me choca (y me gusta) leerlo en este blog tan fr�o.

  5. Ahorra para poder aguantar seis meses sin trabajo y d�jalo. Y haz seis horas al d�a eso que crees que te guste (y que creas que te vaya adar dinero, claro, luego hay que vivir otra vez de algo).
    Si va bien, perfecto, tendr�s tu empresa. Si no, seguro que alg�n amigo te vuelve a dar trabajo despu�s.
    Por dar ideas, vamos…

  6. Iremos desgranando cosas a lo largo de las pr�ximas semanas, ya ir� dando respuesta a vuestras sugerencias.

    Galufante, blando, m�s que blando :P

    Laceci, yo creo que la paternidad me tiene un poco fuera de sitio… digamos que con la guardia baja (lo cual no deja de ser absurdo, es un blog an�nimo, no?). En cuanto a la (presunta) frialdad de este blog… todo es subjetivo, �no?

  7. Por cierto, aunque no diga “qu�” quiero ser de mayor, s� que dice “c�mo” quiero ser de mayor. Digamos que fija los l�mites de la decisi�n: no quiero ser NADA que me impida ser COMO quiero ser, o que me obligue a ser como no quiero ser.

  8. Sr. Consultor, no es que me quiera poner medallas ni nada por el estilo, pero me temo que hace un tiempo pronostiqu� cambios…y me alegra saber que algo distinto ocurre en sus circunvoluciones cerebrales…

    Agur.

  9. Creo que todo esto que quieres ser puedes serlo teniendo cualquier ocupaci�n. Hasta siendo consultor, f�jate. Seguro que todos conocemos a alg�n consultor que cumple ese checklist en menor o mayor medida.
    Otra cosa es que quieras cambiar de ocupaci�n porque la tuya haya dejado de ilusionarte. O porque te apetezca probarte en otros campos, cosa de la que siempre saldr�s bien parado puesto que un experimento nunca fracasa s�lo que da resultado no-deseados, pero tienen el mismo valor did�ctico que los deseados.
    Estoy de acuerdo con joserra en que lo dejes durante seis meses y que pruebes con algo que te guste. Si funciona, pues muy bien y si no que te quiten lo bailao.

Deja un comentario