Vida de un sumiller

No soy especial fan del vino, nunca lo he sido. Aparte de que me causa ciertas molestias digestivas (por supuesto, depende del vino), es por puro desconocimiento. A veces me he planteado que podr�a tener gracia hacer un curso de cata: lo justo para quedar "de guay" con los amigotes o con alg�n cliente. Ya se sabe, aprenderse las cuatro cosas que hay que hacer para probar el vino como si realmente supieras lo que haces, y 3 o 4 marcas de las m�s famosas para pedir en los restaurantes.

�A qu� viene todo esto? Bueno, pues a presentar en sociedad un nuevo blog, Vida de un sumiller. Ya s� que no tiene mucho que ver con el "negocio" sobre el que solemos hablar aqui, pero dado que �l (sumilleran�nimo) me menciona como inspiraci�n (al menos en cuanto al nombre del blog y de su propio nick), qu� menos que devolv�rsela!!. Y no solo eso, sino que desde mi lega posici�n, creo que est� poniendo cosas interesantes sobre vino.

As� que ya sabeis, si os gusta el "pipiriripip�, de la boooota empinar pararapap�", ya teneis un nuevo sitio donde hablar de ello.

�Salud!

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

0 comentarios en “Vida de un sumiller

  1. Los cursos de cata s�lo sirven para saber de qu� cosecha y tipo de uva es ese vino que no te est� gustando.

    Feliz A�o, consultor!!

Deja un comentario