Ponerse zancadillas a uno mismo

Estos d�as estoy asistiendo, en primera fila, a un ejemplo de gesti�n mal llevada.

Se trata de un gerente que, de siempre, est� acostumbrado al “yo me lo guiso, yo me lo como”. Es muy v�lido t�cnicamente, pero un desastre como gestor de equipos. Resalto algunos elementos que me llevan a esta opini�n:

  • Asume que todos los dem�s son, de serie, tan buenos como �l mismo. Por lo tanto, no dedica tiempo a explicar las cosas “desde el principio”, somete a una presi�n excesiva a sus equipos (espera de ellos que todo est� tan r�pido y tan bien como lo har�a �l) y, finalmente (y como no pod�a ser menos) acaba decepcionado por los resultados y rehaciendo las cosas �l mismo.
  • No permite asumir riesgos a su equipo. Supervisa todo lo que se hace hasta el m�nimo detalle, y no deja que salga a la luz hasta que todo est� “a su gusto” (a veces es un criterio t�cnico, pero a veces es simplemente cosa de formato o de estilo de redacci�n).
  • No planifica. Pide las cosas seg�n se acuerda/tiene tiempo. Va a impulsos. Por lo tanto, los equipos se vuelven locos: de repente hay que hacer algo de hoy para ma�ana, cuando con un poco de planificaci�n se podr�a haber hecho desde antes, m�s tranquilos y mejor.
  • No gestiona las demandas entrantes. Atiende todas las llamadas, todos los mails, todas las visitas… al momento. Eso genera, por ejemplo, que mientras est�s revisando un tema atienda una llamada telef�nica de media hora, mientras que t� pintas en un papel esperando a que termine.
  • No separa el tiempo personal del profesional. No desconecta. La Blackberry es su amiga. Lo peor es que no asume que el resto no comparta esa visi�n, y no est�n disponibles cuando �l quiere que lo est�n.
  • Est� demasiado tiempo fuera: vendiendo, dando charlas, llevando proyectos. Pero, a la vez, pretende que todo pase por sus manos. Como consecuencia, no tiene tiempo: solo a partir de las 19:00 h aparece por la oficina y entonces se pone a “despachar” con sus equipos. Durante el resto del d�a, ilocalizable.

He de decir que lo considero un t�o majo (es decir, no es el t�pico “cabr�n” que hace las cosas con mala uva). Pero no gestiona bien sus equipos. Y eso va a provocar, m�s pronto que tarde, problemas en dos niveles: en el suyo personal, es el t�pico candidato a enfermedad coronaria: intenta llegar a todo pero, simplemente, el tiempo no le da de s�. Y no s�lo a nivel de salud, sino que a nivel familiar no me extra�ar�a que la situaci�n se le complicase a medio plazo: no es posible mantener una familia (mujer y dos hijos) con ese ritmo de vida.

Y un segundo nivel, organizativo. Y es que con esta forma de trabajo los equipos, l�gicamente, se queman. Si se queman, se van. Si se van, no hay nadie en condiciones de ir asumiendo parte de su carga de trabajo. Si nadie asume parte de su carga, �l lo sigue llevando. Y, dado que su tiempo es finito, se convierte en un cuello de botella que perjudica al conjunto.

�Soluciones? Dif�ciles, dif�ciles…

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

0 comentarios en “Ponerse zancadillas a uno mismo

  1. Troll dijo…

    “Puedo dar un nombre:

    D. S., de Telefonica Moviles.

    Espero que el tiempo lo haya aplacado.”

    (Edito el nombre: no me parece bien que el nombre de este se�or figure aqui sin su consentimiento)

  2. Consultor,
    debo reconocer que me fui de mi anterior empresa pq el Director General era as�: quer�a ser la novia en la boda, la puta en la fiesta y el muerto en el entierro.
    Su ego no le dejaba delegar absolutamente nada, y se empe�aba incluso en ense�ar a los programadores a picar c�digo. Una pena. seg�n me comentan, se sigue cargando la empresa el solito y como buen autista no emite ni en AM ni en FM.

    A.

  3. Lo has clavado. Descripci�n perfecta de un mont�n de gerentes (por lo menos de auditor�a) de Price.

  4. Muy buena descripci�n del micromanagement en el mundo de la consultor�a. He visto varios de estos y el resultado es que acaban anulando las individualidades, haciendo trabajar como esclavos al equipo, … Es muy estresante trabajar con ellos y es muy dif�cil detectarlos si s�lo se mira el corto plazo (a proyecto vista) ya que obtienen resultados proyecto a proyecto, pero a costa de cargarse al personal

  5. Nooo, cumplo la 1�, 4�, 5� y 6�. Est� claro que me queda mucho por aprender.
    Queda el consuelo de que por lo menos, hay 2 que no hago. Habr� que mejorar.

    Jaja, pero es curioso que la de la disponibilidad total, lo has clavao. Y ciertamente, no me creo que la gente no est� disponible. La inspiraci�n existe, pero tiene que pillarte trabajando (Picasso)… pues trabaja siempre!

    Es broma, buen post.

  6. Lo has clavado!

    Ya tengo dec�logo de lo que no debo hacer :-)

    Ese Gerente del que hablas adem�s, seguro que dir�a: “Vaya, vaya, otro
    consultor de esos, que se creen que lo sabe todo”.

    En fin … Lo peor no es que lo haga, sino que ni siquiera quiere darse cuenta de lo que hace.

Deja un comentario