La jornada reducida

Hace unos d�as os hablaba de un proceso de selecci�n que est�bamos llevando a cabo. Parece que ya est� cerrado, y que vamos a incorporar a la chica que nos gustaba. Esa es una buena noticia…

El caso es que en la primera ronda se present� otra candidata. Con un buen CV, saber estar… vaya, una candidata a considerar. Pero con una circunstancia personal: en su trabajo actual ten�a jornada reducida por maternidad, y su planteamiento de salida era mantenerla si se incorporaba con nosotros.

Este hecho suscit� un gran debate dentro del grupo. Por un lado, nos parece que las medidas para la conciliaci�n familiar y laboral son importantes. Muchos de nosotros estamos en “edad de merecer” y supongo que, sobre todo las chicas, lo ve�an como “algo que me puede pasar a mi”. Por otro lado, no era dif�cil ver los potenciales problemas que esa situaci�n nos pod�a traer.

�Y si hay un proyecto fuera? A (casi) nadie nos gusta pasar noches y noches fuera de casa… �querr�a decir eso que ella se libraba y que los ten�amos que asumir los dem�s? �Qu� efecto podr�a tener eso en el clima interno?

�Qu� pasa con los clientes? Son muy t�picos los arreones en nuestro negocio: un cliente que llama por la tarde para pedir algo “para ya”, una reuni�n que se alarga o que se cambia, etc… �podr�a atender correctamente a sus clientes y sus proyectos sin estar la mitad del tiempo?

El hecho es que no pas� el corte. Ella se mostraba abierta a ser “flexible”, pero dentro de un orden: si una tarde se ten�a que quedar por lo que fuera, lo cambiaba por otro d�a, etc. Que es un buen gesto por su parte, pero que no resuelve los grandes problemas. Adem�s, que si el objeto de la jornada reducida es cuidar a los ni�os, no lo veo del todo compatible con ser flexible (hay horarios que cumplir, etc.).

Nos ha quedado cierto regusto amargo. Por un lado, el racional, creemos que hemos hecho lo adecuado para nuestros intereses. Por otro, nos deja la sensaci�n de que no hemos sabido estar a la altura.

Yo tiendo a racionalizarlo. Creo que la consultor�a no es un negocio en el que, hoy por hoy, se pueda estar “a medias”. Quiz�s en otras funciones m�s estables y predecibles (qu� se yo, un trabajo por turnos, un trabajo administrativo, etc.) s� se pueda organizar, pero no lo acabo de ver en la consultor�a.

�Qu� pasa entonces con las carreras de las consultoras que quieren ser madres y cuidar a su familia? Para m�, es un gran tema sin resolver. Quiz�s porque no haya forma de compatibilizarlo. Quiz�s, avanzando en el teletrabajo, se puedan encajar mejor las piezas. Pero hoy por hoy, es algo peliagudo.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

25 comentarios en “La jornada reducida

  1. Da bastante pena y amargura que alguien en “edad de merecer” piense de esta manera. La pregunta que os surge al final, de qu� ocurre con las mujeres que desean una carrera de consultora y en un momento la maternidad se presenta es de momento nada. Resignarse, por que mientras haya personas que no vean posibilidad alguna para nosotras, cu�ndo s�lo vean posible los trabajos admistrativos o de turnos para seguir trabajando, realmente no nos queda ninguna salida. M�s que lamentable es ASQUEROSO, hay un sinfin de posibilidades entre ellas trabajar desde casa, conectadas al ordenador y al m�vil toda la tarde. El caso es que VUESTRA MENTE cerrada se abra y no tenga miedo a nuevas maneras de trabajar. El estar m�s de 8 horas en los despachos no es sin�nimo de trabajar. No es necesario estar presencialmente, y si no las cifras, Espa�a es uno de los p�ises donde m�s horas se trabajan pero no donde m�s se produce.
    Yo soy una de esas mujeres que tuvo que dejar su carrera profesional. Afortunadamente he podido conciliar mi vida profesional y laboral, pero no gracias a ninguna empresa sino volvi�ndome emprendedora.

    S�lo quiero recordaros algo, las madres son necesarias para perpetuar la especie humana, pero no se vuelven in�tiles al ser madres. El que muchas no queramos dejar la educaci�n de nuestros hijos en manos de una “chica” no significa que queramos dejar de lado nuestra vida profesional.

    Antes de decir no, buscad todas las vias posibles.

    Os hago una pregunta: Alg�n d�a quiz�s tendreis hijos, y quiz�s alguno sea ni�a. � qu� le vais a ense�ar, vais a fomentar su ambici�n profesional…?

  2. Este tipo de cosas me pillan muy cerca. No personalmente, sino por lo que estoy viendo a mi alrededor.

    ES UNA PUTADA, pero no nos estamos dando cuenta de que cosas como esta est�n bajando la natalidad, y que nos vamos a quedar sin NADIE que nos pague las pensiones…

    Las mujeres tambi�n tenemos derecho a una carrera profesional!!

  3. Como dices es un problema de dificil soluci�n. Sin embargo, si la persona realmente era la adecuada, y se ofrec�a a ser flexible, no la hubiera descartado por eso.

    Comentas la posibilidad de tener proyectos fuera, pero descartar a alguien porque igual no puede ir y me toca a m� (a cualquiera del equipo), no me parece buena idea. Una pregunta: �y si a quien le toca ir, resulta que tiene un problema familiar (una enfermedad) y no puede? Y lo mismo con las reuniones a �ltima hora o las peticiones para antesdeayer.

    Dentro de unos pocos a�os, dos o tres, a lo mejor no tiene necesidad de una jornada reducida y hab�is perdido a un buen profesional. Claro, que igual en dos o tres a�os no est�is ninguno por all�.

    Mientras tanto, a lo mejor era una buena oportunidad para empezar a reeducar a algunos clientes. Igual, al final, hasta os alegr�bais de tenerla con jornada reducida.

    En cualquier caso, no me gustar�a ser yo el que tomase esa decisi�n. Tanto si eliges blanco como si eliges negro te van a criticar.

  4. En la consultora en la que yo trabajo tenemos a varias personas a media jornada. Hay veces que les toca alargarla un poco, pero parece que va funcionando bien.

    El tema est� en que para poder permitirse tener a gente a media jornada hace falta poder planificar proyectos con dedicaciones reales del 50%, cosa poco com�n en este sector, pero que ser�a un gran avance.

    La verdad, no estoy seguro de que hay�is cometido un error dej�ndola pasar. Si necesit�is a alguien que “siga el ritmo que marque el cliente” y eso es lo que m�s vale, entonces la decisi�n es acartada. Si necesit�is puntos de vista diferentes que esta persona pod�a aportar, entonces la decisi�n ha sido equivocada.

    La verdad es que es dif�cil… en consultor�a se pide gente “full-life”… quiz�s eso es lo que hay que cambiar para que estas oportunidades no se pierdan. Cada vez me parece que el modelo del Consulting tiene que cambiar un poco, porque esto ya no es la �poca dorada de Andersen ;-)

  5. Da bastante pena y amargura.Soy una chica joven con ganas de dedicarme al mundo profecional con paso “fuerte”,sin embargo mi esposo y yo nos morimos de ganas de ser padres.Y yo me lo pienso.Ser Mujer trabajadora es muy duro sobre todo si solo el echo de pensar en tener hijos TE ANULA,profesionalmente,ya se que tu no tienes culpa de nada.Pero me gustar�a que meditaras sobre el tema.Un saludete.

  6. Creo que el teletrabajo y la buena planificaci�n son la soluci�n.

    Y yo tambi�n voy a ser padre primerizo en breve.

    Y tambi�n soy consultor.

    Y adem�s, en el trabajo de mi mujer es imposible pensar en jornada reducida, ya que necesita viajar una media de 5.000 km mensuales y pasar al mes tres semanas fuera de casa.

    O sea, que el que me voy a responsabilizar del cuidado de la ni�a entre semana, voy a ser yo, la mayor�a de las veces, en el momento que a mi mujer se le acabe la baja maternal.

    Y no voy a abandonar a mis clientes, ni voy a rebajar el nivel de trabajo. Tengo los suficientes medios tecnol�gicos y el suficiente respaldo para hacerlo posible.

    No se en que consultora trabajas, pero os queda mucho por aprender: lo importante son las personas. Y si no encontr�is la manera de que se pueda ser padre y trabajar en consultor�a, est�is en riesgo de perder buenos consultores cuando ya llevan muchos a�os de experiencia y comienzan a ser piezas clave en la empresa.

    Pensadlo.

  7. Un ConsultorPor desgracia, normalmente la mejor forma de compatibilizarlo es siendo
    emprendedora, como dec�a la otra chica, y trabajando para uno mismo :-/

    se gana dinero en esto, … pero es duro, la verdad. Por eso yo hace
    tiempo que decid� vivir mi vida personal, y trabajar para vivir, no vivir
    para trabajar ni mi carrera. De momento sigo contento con la elecci�n
    ejeje.

  8. Estoy totalmente de acuerdo con Fernando, de hecho creo que el mundo laboral y el de la consultor�a en general debe humanizarse y no ir hacia tendencias antiguas y prejuiciosas de las personas. �Qu� prefieres un consultor que gane clientes y facture mucha pasta pero que a las 7 se pire para su casa (para vivir la vida con su familia) u otro que no viva m�s que para aparentar que trabaja y se quede todos los d�as hasta las 3 de la ma�ana,porque su problema en realidad es que huye de su vida? es cierto que hay veces que es totalmente necesario trabajar hasta altas horas de la madrugada,pero no es lo m�s importante del trabajo…pensar,dar soluciones al cliente,y aportar valor estoy convencido de que lo puede hacer igual una embarazada que cualquier persona.

    Yo creo que tenemos que pensar todos como si pudi�semos ser posibles embarazadas en un momento dado de nuestra vida. Las nuevas generaciones tenemos que intentar cambiar la forma de pensar y de actuar, tanto en las empresas como fuera de ellas.
    Pd: yo tambi�n soy consultor.

  9. Potenciales problemas expresados:
    – �Y si hay un proyecto fuera? A (casi) nadie nos gusta pasar noches y noches fuera de casa… �querr�a decir eso que ella se libraba y que los ten�amos que asumir los dem�s? �Qu� efecto podr�a tener eso en el clima interno?

    Est� claro que esto es egoismo propio del resto del equipo. Lo mismo puede ocurrir a cualquier otro miembro, ante la enfermedad de un familiar (o propia).

    – Jornada laboral: “�Qu� pasa con los clientes? Son muy t�picos los arreones en nuestro negocio: un cliente que llama por la tarde para pedir algo “para ya”, una reuni�n que se alarga o que se cambia, etc… �podr�a atender correctamente a sus clientes y sus proyectos sin estar la mitad del tiempo?”

    La flexibilidad es intrinseca a este trabajo, si sales a una hora determinada y por una reuni�n se alarga la hora de salida… pues lo mismo da que tengas jornada partida que no la tengas.

    Respecto a los clientes que requieren cosas para ayer, pues lo mismo se pueden hacer en la oficina que en casa (al lado del ni�o).

    Afortunadamente existen herramientas que permiten realizar la mayor parte del trabajo sin estar presente en la oficina.

    Ante esta situaci�n, si la candidata que solicitaba jornada reducida era mejor que la otra, pero se ha descartado unicamente por ese motivo, creo que habeis cometido un ERROR MUY GRAVE.

  10. No me cabe duda de que es un tema pol�mico. Ahora bien, es un problema generalizado, de la sociedad… y mientras la sociedad no le ponga una soluci�n, creo que es algo injusto pedirle a una empresa individual que asuma motu proprio el coste y las dificultades derivadas de afrontarlo

    La chica es buena, de hecho el contacto queda hecho para el futuro. Pero hab�a otra gente (tambi�n chicas, de hecho) tan buenas como ella, y sin la restricci�n de la media jornada. Como empresa, la decisi�n creo que no admite muchas dudas.

    Tambi�n creo que muchos comentarios deber�an tener en cuenta el contexto: no era una chica del equipo que pide la jornada reducida, sino que esas eran sus condiciones de partida para una nueva contrataci�n. Quiero decir, que estoy seguro (conociendo mi entorno como lo conzoco) que si a alguno de los actuales miembros del equipo se le plantea la necesidad de tener jornada reducida, no tendr� ning�n problema: por decirlo de alguna manera, “se lo habr�an ganado”.

    Teletrabajo y planificaci�n. Posiblemente esas sean v�as en las que profundizar, aunque hoy por hoy no creo que est�n suficientemente desarrolladas. De todas formas, Fernando, creo que es “un poquito” ut�pico decir que vas a cuidar de tu hija y que tu nivel de trabajo no se va a resentir. Igual luego todo es m�s f�cil de lo que ahora temo, pero sospecho que un hijo de cuatro meses exige mucho.

    Lo que est� claro es que quiz�s este sea uno de los grandes temas a resolver en el futuro m�s inmediato. Y no es solo cuesti�n de “empresarios de mente cerrada”, me temo.

  11. no creo que haya que esperar a que la sociedad ponga soluciones. Las empresas pueden empezar poniendo souciones para crear modelos y quiz�s ayudar a que la sociedad cambie, y quiz�s a�n m�s importante ser pioneros. Hay algunas empresas como IBM que facilitan la vida a las mujeres con puestos de responsabilidad en el momento que son madres. Esas mujeres trabajan mucho m�s felices para esa empresa que entiende que el hecho de ser madre no significa renunciar a una vida profesional satisfactoria y sin tener que renunciar a un puesto de responsabilidad.
    Me parece egoista pensar que hay que dejar la decisi�n y soluci�n a la sociedad, cuando las empresas pueden empezar a aportar su granito. Pero claro, para eso, las personas que forman las empresas tienen que cambiar su modo de pensar y no dejar la responsabilidad a la sociedad

  12. Me resulta un poco dif�cil comprender tu postura, viniendo de un hombre en edad de merecer y futuro padre primerizo (palabras tuyas). Me pregunto cu�l ser�a tu opini�n si la candidata rechazada fuera tu mujer…

    salu2

  13. Lo mejor es que estos chicos en edad de merecer, son los que quieren dirigir empresas.. cre�amos que los carcas eran los de 60 a�os.. mucho no parece haber evolucionado el hombre en Espa�a. Pero bueno, suponemos que este chico en edad de merecer es es eslabon perdido. No cambies de empresa, no salgas de Espa�a (en UK te acribillar�an sin mencionar USA o Alemania).. y quiz�s alg�n d�a vivas esto m�s de cerca. Tu mujer o quiz�s tu hija.

  14. Vamos a ver una cosa: �podr�amos centrar el debate en argumentos, por favor? No me vale apelar al sentimentalismo, “y si fuera tu mujer la rechazada” y ese tipo de cosas. La pregunta que hago es, �c�mo puede una persona (hombre o mujer) con jornada partida (que es distinto a jornada flexible) atender los compromisos derivados de la actividad de consultor�a?.

    Las “historias de �xito” tambi�n me las conozco yo. En mi empresa (reconocida con alg�n premio por ser un sitio guay para trabajar), hay socias. Sal�an en el reportaje que acompa�aba al premio diciendo lo fant�stico que era ser madre y socia al mismo tiempo. �La realidad? Esa persona no ve a sus hijos entre semana, y los fines de semana “me vuelven loca”. Eso s�, gana dinero para tener una o dos internas que se lo cuiden. Toma historia de �xito.

    Y lo que no me parece de recibo son los comentarios del “eslab�n perdido” y similares. EStamos intentando debatir un poquito en serio las cosas. Este no es lugar para insultar a nadie.

  15. Es verdad que desde el punto de vista de la empresa, es mejor que un/a consultor/a trabaje 8 horas (y si puede ser más, obviamente, mejor), pero también es cierto que si a una consultora-madre le das la opción de reducir la jornada se va a sentir tan “privilegiada” que probablemente su rendimiento aumente.
    Por otra parte, creo que la sociedad la formamos todos y la única forma de que los problemas se solucionen es aportar cada cual lo que pueda para encontrar otras formas de hacer las cosas. Esto no significa que haya que hacer un gran debate o participar en un referendum que convoce el gobierno de turno, sino, más bien, en pequeñas cosas como estas, hacer un esfuerzo por ver como encajar a una persona válida cuya única peculiaridad es trabajar unas horas menos que el resto (por menos dinero).
    En primera persona diré que hace años que me planteo reducir la jornada y si hasta la fecha no lo he hecho es porque la sombra del despido es, como la del ciprés, alargada (y hay que ver lo que abarca). Así que voy haciendo encaje de bolillos con mi marido y con la gente de nuestro entorno que está dispuesta a echar una mano y voy tirando como puedo.
    Muchas noches cuando me meto en la cama reventada pienso que, cuando nos vendieron el tema de la “liberación femenina”, vaya moto nos colaron a las mujeres, porque finalmente la tan cacareada liberación significa que tienes que ser super-woman pero sin el trajecito de la capa: la mamá estupenda (y por favor, no se le ocurra malcriar a su retoño por el sentimiento de culpa terrible de no pasar suficientes horas con él. Al fin y al cabo lo que importa es la calidad, no la cantidad.), la trabajadora modelo (y por favor, no se le ocurra no venir un día a trabajar con la excusa de que el retoño se ha puesto enfermo justo a una semana de la puesta en producción), la pareja ideal (apoyándo a su media naranja cuando le hace falta en lo laboral y en lo anímico porque ser hombre hoy en día cada vez es más difícil) y no nos olvidemos de la familia y los amigos si no queremos ser tachadas de ermitañas. Y así las cosas, ¿quién es la que aguanta el tipo?
    He encontrado este blog y este post haciendo una búsqueda en el google y se me ha caído el alma a los pies. Es verdad que decís que si hubiera sido una mujer del equipo la que hubiera pedido una reducción de jornada lo hubiérais visto con otros ojos pues “se lo habría ganado” y me pregunto: ¿pero esto no era un derecho?
    Total que creo que seguiré haciendo encaje de bolillos… finalmente llegará un momento en que mi retoño no me necesite… Esperemos que para entonces mi empresa sí me siga necesitando porque después de este sacrificio inmenso, al menos que un futuro podamos decir que sirvió para algo.

Deja un comentario