�He sido estafado?

Sigo de vacaciones, entregado a esas bonitas tareas postergadas durante meses (como apunta Rafael en su “Diario de un Director de Sistemas”, blog interesante por cierto que no s� si he mencionado ya en alguna ocasi�n).

Hoy me ha pasado algo extra�o, y estoy entre la duda de si habr� hecho la buena acci�n del a�o o la pardillada del siglo. Os cuento, juzgad por vosotros mismos (nota despu�s de completar el post: no juzgueis, que ya me condeno yo solito):

Aparco el coche para hacer una gesti�n (bendito agosto, qu� bien se circula por gruyere-city a pesar de sus agujeros). Se me acerca un tipo (con razonable buena pinta) y me empieza a contar una historia. Que �l y su padre son de un pueblo de C�ceres, que hab�an venido a hacer un trabajo en una casa pero que les hab�an dejado tirados sin pagarles, y ahora no ten�an dinero para volver con la furgoneta hasta su casa, ni forma de conseguirlo, que llevaba rogando a gente que les ayudase durante un rato pero que c�mo es Madrid, que en el pueblo la gente conf�a m�s en las personas y se ayuda m�s, que �l c�mo va a timar a nadie… que si quer�a me llevaba al piso para demostr�rmelo, que me ense�aba la furgoneta cargada de material, que me dejaba su documentaci�n o lo que quisiera en prenda, me ha dejado su n�mero de m�vil (con llamada perdida y esas cosas)…

El caso es que, ante tales muestras de “confianza”, he “cedido” cierta cantidad de dinero. No mucho, lo suficiente para que puedan volver al pueblo. “Ma�ana en cuanto estemos me pongo en contacto contigo te hago una transferencia o como quieras”. Nos hemos despedido. Fin de la historia.

Llevo todo el d�a d�ndole vueltas: �he ayudado a un tipo majete que se encontraba en apuros o he ca�do en un timo zafio donde los haya?. La verdad es que cuanto m�s lo pienso, m�s me inclino por el timo. La historia tiene lagunas (�qui�n hoy en d�a no tiene una triste tarjeta de d�bito? Bueno, a decir verdad mi suegra no…), aunque por otro lado los ofrecimientos de documentaci�n y dem�s eran ciertos (no las he cogido: igual he sido doblemente capullo, pero me vale que alguien tenga intenci�n de dejarme su documentaci�n).

En fin, en un par de d�as lo veremos. Pero aun en el peor de los casos… no s�, creo que prefiero haber corrido el riesgo de ser enga�ado por ayudar a alguien, que haber evitado el riesgo (quit�ndomelo de encima) y pensar que quiz�s, solo quiz�s, la historia era cierta y el tipo estaba realmente en un apuro.

Supongo que me ha pillado con la guardia baja, despu�s de pasarme tres semanas alejado de esta jungla que algunos llaman ciudad (donde te puedes morir en medio de la calle y la gente pasar� alrededor sin ni siquiera mirarte, donde los ancianos mueren solos en sus casas y nadie les echa en falta)

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “�He sido estafado?

  1. Creo que t� mismo te has dado la respuesta. Pero el que est� libre de haber picado, que tire la primera piedra.
    Yo piqu� cuando en una cafeter�a me pidieron algo para comer. Opte por pagar un caf� y un bocata y no hizo amago de comerlo.
    Si su m�vil era nuevo, siempre le puedes intentar enviar un virus ;-).

  2. No se si ser� un timo, podr�a serlo, pero al menos se puede decir que eres un buen t�o (aunque seas consultor, jejeje) y si �l no lo es, pues all� �l. Yo sigo de vacaciones, pero me apetec�a dar se�ales de vida.

  3. Reconozco que yo nunca le hubiera dejado que me contase toda la historia. �Egoismo? �Miedo? Pues no lo s�, me imagino que una mezcla de todo.

    Apriori me parece un timo, pero siempre queda la duda si ser� verdad; si el pobre hombre era de esos que pagan justos por pecadores.

    Bueno, si te ha timado pues que se le va hacer. Lo importante era tu intenci�n.

    blcglz

  4. Bueno, la verdad es que el tema demuestra b�sicamente una cosa: que soy un poco tonto (esto no vende mucho mi imagen, no?). Porque no me hubiera costado demasiado tomar alguna nota (el nombre, alguno de los detalles que me dio…), haber ido a ver la furgoneta (aunque a saber d�nde te meten… igual te dan un palo violento y es peor), haberme quedado con la documentaci�n que me ofrec�a (el pasaporte parec�a muy real).

    El caso es que no lo hice. A ver, pod�a haberme tangado igual, pero al menos no tendr�a la cara de tonto que visto actualmente…

    De todas formas, todo hay que ponerlo en perspectiva: son unos eurillos, pero nada del otro mundo. Si era un hijoputa, con su pan se lo coma!!

    Laceci, yo es que en el fondo me resisto a convertirme en madrile�o del todo…

  5. Yo no es por echar m�s le�a al fuego, pero qui�n que venga de un pueblo de C�ceres a Madrid se trae el pasaporte, jiji. De ense�arte algo supongo que lo m�s l�gico hubiera sido el DNI.
    No s�, supongo que igual tambi�n va con las personas pero yo antes de pedir por la calle suplicando que me crean, me voy a la policia que es m�s f�cil que te ayuden si la historia es ver�dica.
    Pero bueno que no te sientas mal qu�date con que eres una buena persona y ya est� :oP

  6. Pues me da la impresi�n de que te ha timado. De todas formas espero que cuentes el final de la historia, si es que lo tiene.

    Yo creo que tampoco me hubiera parado. Pero en ning�n caso se me ocurre irme a la furgoneta.

  7. Es un timo.
    Me encontr� al mismo tipo a primeros de Julio. Misma historia. Una cosa est� clara, el tipo era realmente convincente. Pens� en darle dinero, lo que pasa es que ped�a mucha pasta, entonces recapacit� y me di cuenta de que aquello no estaba bien. Y no le di nada. Luego lo pens� y me di cuenta de que era un timo.
    Ese “timador” es un vendedor nato. Podr�a tener un buen trabajo de comercial pero prefiere tirar con el rollo ese de la obra. Me han pedido dinero cientos de veces en mi vida, pero ese tipo lo hace con una elegancia que enga�

Deja un comentario