Andersen, la caída de un gigante

Quiz�s sea la ca�da m�s dura en la historia de las empresas de consultor�a. Desde luego, ha sido la m�s publicitada. Me consta que quienes lo vivieron en primera persona desde dentro sufrieron una experiencia dif�cil de explicar, como el derrumbe de un castillo de naipes a su alrededor (curiosamente, tres a�os despu�s, se derrumb� tambi�n el castillo f�sico).

Ahora que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha revocado la sentencia que conden� a Andersen por su participaci�n en el esc�ndalo Enron, quiz�s sea buen momento para recordar la historia. Seguro que Andersen ten�a sus cosas de las que avergonzarse. Seguro tambi�n que no m�s ni menos que cualquier otra firma de servicios profesionales. Pero alguien ten�a que pagar los platos rotos…

“La sentencia contra Andersen, revocada tres a�os despu�s” en El Blog Salm�n.

PD.- Dedicado a todos los consultores de la antigua Andersen, est�n donde est�n.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Andersen, la caída de un gigante

  1. Interesante art�culo, Octavio. Fue, sin duda, una gran crisis de imagen (quiz�s LA crisi de imagen, en realidad).

    S�lo un apunte: y es que en el art�culo mencionabas Andersen Consulting como el sujeto de la historia, lo cual no es cierto: la antigua Andersen Consulting hab�a cambiado de nombre a principios del a�o, denomin�ndose Accenture.

    El Andersen del esc�ndalo era en realidad la anteriormente conocida como Arthur Andersen, que tras la sentencia de “divorcio” entre Arthur Andersen y Andersen Consulting (o de empancipaci�n, en realidad, ya que la segunda hab�a nacido de la primera) se qued� en propiedad con el derecho sobre la marca Andersen.

    En su momento parec�a una buen�sima idea, ya que Andersen era una marca reconocid�sima, y fue por ello que Andersen Consulting tuvo que abandonar su nombre y llamarse Accenture.

    Luego eso, que parec�a una p�rdida, se convirti� en una suerte ya que evit� que todo el esc�ndalo le cayera encima. Casualidades de la vida…

Deja un comentario