Trabajo en equipo

“�Te gusta trabajar en equipo?” es una de las preguntas m�s t�picas de los procesos de selecci�n. Y tiene una respuesta obvia, que es la que hay que dar. “SIIIIIIII”. Recuerdo mis primeras entrevistas, que casi me hago una herida en el pecho con el ment�n al asentir con tanto vigor.

Pero debo reconocer que ment�a. Mi respuesta correcta es “depende”. Porque he tenido experiencias de todo tipo trabajando en equipo. Buenas, buen�simas, donde todo parec�a fluir por arte de magia, cada miembro del equipo daba m�s y m�s, y se creaba un c�rculo virtuoso que nos hac�a llegar m�s arriba. Pero tambi�n he tenido experiencias nefastas, en las que no hab�a en el mundo reuniones de coordinaci�n ni sesiones de mentalizaci�n ni herramientas de team-building ni nada de nada que arreglase semejante desaguisado.

Debo partir de una confesi�n: mis cualidades no encajan demasiado con el trabajo en equipo. Me gustan las cosas hechas a mi manera, y me cuesta dar el 100% cuando no es as�. Si a esto le a�adimos la molesta man�a (para los dem�s, fundamentalmente) que tengo de considerar que tengo raz�n la mayor parte del tiempo (a veces es cierto y a veces no)… L�gicamente, los a�os y la necesidad han hecho que haya desarrollado cierta “tolerancia” al trabajo en equipo, y a estas alturas soy un ser totalmente adaptado a su ecosistema y ya casi ni se me nota el ramalazo asocial. De hecho, mis evaluaciones dicen, de forma consistente, que “fomento el esp�ritu de equipo”. Pero soy m�s del perfil “lobo solitario”, qu� le vamos a hacer.

De todas formas, creo que el trabajo en equipo como tal est� mal entendido. La gente piensa que “trabajar en equipo” es juntar a un grupo de personas y decirles “hala, a trabajar”. Sin embargo, formar y desarrollar un equipo es mucho m�s complejo. Hay que acertar en la composici�n del mismo, tanto en mezcla de habilidades como de caracteres y objetivos. Hay que fortalecer las relaciones. Hay que clarificar los procesos y las din�micas. Hay que tener paciencia, y dedicar tiempo y recursos al equipo. Hay que ajustar el grado de participaci�n/direcci�n. Hay que permanecer atentos a su evoluci�n. Hay que resolver activamente los conflictos. Y solo as� hay posibilidades de que salga adelante en condiciones.

Un arte, en definitiva.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

14 comentarios en “Trabajo en equipo

  1. Madre m�a, qu� raz�n tienes!!!

    En realidad yo pienso una cosa. �A qui�n realmente le gusta trabajar en equipo?

    Todos tenemos nuestro puntito egoista, y de pensar que la raz�n es nuestra y no del otro, y m�s a�n cuando el otro suele ser un poquito … “incompetente”, que no siempre es as�. Ahora, cuando damos con una persona que nos complementa, el trabajo en equipo es una maravilla, porque ambos pueden aprender.

    Mi teor�a es que (en el fondo) los amantes de verdad del trabajo en equipo son los escaqueados profesionales, esos que si pueden, se quedan a un ladito, y como t� sugieres, terminas trabajando t�, por t� y por �l (o ella, o ello… es igual!)

  2. Lo que pasa es que los equipos no suelen hacerse solos, hay que “currarselos”.

    Pueden formarse de manera natural, pero hay mas probabilidades de exito si hay alguien que entienda de la mecanica del asunto y sea capaz de buscar los puntos comunes y resolver conflictos.

    Yo he vivido en equipos con y sin un buen lider, y se nota.

  3. Admito que nunca he llegado a comprobar esa clase de misticismo que envuelve al verdadero trabajo en equipo, como algo m�s que una suma de individuos. Yo, desafortunadamente, me qued� en esto �ltimo, es decir, en el mero reparto de tareas y posterior ensamblaje y homogeneizaci�n de formatos para que no parezca que cada cacho es de su padre y de su madre.
    Como dec�a alguien, tiene que haber otros mundos, pero est�s en este.

  4. Creo que hay que desmitificar las cosas.
    Los Yankees, que de management saben lo suyo, han establecido determinados paradigmas que se aceptan sin ning�n tipo de cr�tica. El trabajo en equipo, siendo en ocasiones imprescindible, es complejo y lleno de entresijos. Excepto para los guru�s del project management, o para los expertos en procesos. Es un mal necesario y punto.
    Pero en demasiados casos, la planificaci�n se retrasa sine die, y la ejecuci�n es un desastre, por los problemas intrinsecos de las competencias y la falta de comunicacion.

  5. Efectivamente, crear comisiones o equipos de proyecto, repartirse un trabajo entre varios, nombrar varios responsables de una tarea, involucrar a todos las personas que tengar algo que ver para que den una soluci�n, etc. son costumbres habituales en la vida empresarial que poco tienen que ver con el trabajo en equipo para el que se requieren otros ingredientes: un determinado liderazgo, un querer y saber de los integrantes, unas determinadas reglas de juego, unas metas comunes…., por lo menos seg�n dicen los libros.
    En los 15 a�os que llevo trabajando en el mundo de la empresa no habr� visto m�s de 2-3 situaciones de aut�ntico trabajo en equipo. Lo dem�s son suced�neos, aunque nos guste llenarnos la boca de expresiones como esta.

  6. Hola a todo@s!

    Es cierto, una de las primeras cosas que te preguntan en una entrevista de trabajo es “Tienes capacidades para trabajar en grupo?”, una siempre dice si, asi este segura de que no.

    Pero la verdad, como yo la veo, es que la mayoria de las veces no es un equipo sino un grupo, y una termina, por responsable o tonta, haciendo el trabajo de todos para no quedar mal.

    Antes de hacer un equipo deberia mirarse si realmente seran un equipo…

    Saludos,
    ACA

  7. El trabajo en equipo puede ser muy �til pero a veces da la impresi�n que est� dentro de la jerga que te “colocan” los consultores y los expertos a la m�nima de cambio. Sin duda es tambi�n interesante y dificil de conseguir como apuntais algunos la realizaci�n del trabajo individualmente o en grupo con una componente de alineaci�n en los objectivos de la empresa o el proyecto y la necesaria
    coordinaci�n entre todos las personas implicadas, caso que se puede dar en cualquier peque�a pyme que igual cuando les hablas mucho del “trabajo en equipo” les suena a que les van a presentar una factura hecha en marmol, por decir un material noble y caro.

  8. Bueno, bueno, bueno. Veo que el trabajo en equipo le quema a m�s gente que a mi mismo…

    De acuerdo con todos, en general.

    En cuanto a lo de que los consultores “colocamos” cosas, que dice mesmarge… lo guardo para otro d�a!!

  9. Cuanta raz�n teneis todos, el trabajo en equipo es como la cocina (a mi me gusta mucho comer…) una buena cacerola (moderador) unos buenos ingredientes que casen entre si(equipo con miembros complementarios) un buen cocinero a quien le guste comer y cocinar (jefe de equipo)y un fuego razonable para la cocci�n (ambiente de trabajo de respeto y escucha) y sobre todo, que cada parte del guiso piense que todos son necesarios, y que nadie piense que ejn “ganar o perder”.
    El trabajo de equipo es dificil porque la enfermedad comun es la no-escucha, el querer tener raz�n (ganar). Asi es como terminamos trabajando en grupo…
    Personalmente, me encanta trabajar en equipo. Que siiiii, de verdad. Y creo que es porque he tenido la suerte de trabajar en un buen equipo durante 7 a�os. No habia un ingrediente tan excepcional o fuerte que apagar� el sabor de los demas creo que todos eramos un buen ingrediente al final porque aprendimos a serlo.
    En definitiva, los componentes deben aportar una minima valia individual, el lider debe tener la capacidad de crear la sinergia en ellos para asi convertir el grupo en equipo.
    Es dificil pero cuando sale… es genial. Es como la paella: parece una tonteria pero requiere tiempo, ingredientes buenos que casen entre ellos y un buen cocinero…Quien tiene hambre?

Deja un comentario