Seleccionador o seleccionado

Recuerdo cuando me enfrentaba a mi primera experiencia laboral. Uno era uno de tantos estudiantes de su facultad, todos con un CV m�s o menos igual (�qu� pongo que lo haga especial? Eso s� que era rascar donde no hab�a!!). En nuestro caso, la universidad organizaba unas presentaciones de empresas, al final de las cuales se nos animaba a enviar el curriculum. L�gicamente, se encontraban con 80-100 CV’s entre los que discriminar.

Por aquel entonces, yo era un completo “seleccionado”. Me presentaba a las entrevistas de selecci�n como perrito en la perrera, esperando que alguno de ellos se fijase en m� en vez de en el que acababa de pasar. La t�ctica era aplicar a tantos procesos como se pudiera, y decir que s� casi al primero que te lo pidiese.

Sin embargo, a medida que ha ido avanzando mi carrera profesional, a mi versi�n de “seleccionado” se ha ido a�adiendo otra: la de “seleccionador”. Se discrimina mucho m�s a qui�nes env�as tu CV. Te interesa mucho m�s conocer qu� hay detr�s de esa entrevista. Se pregunta todo lo que se te pasa por la cabeza. Y te da mucho menos miedo decir “no me interesa”.

Quiz�s sea todav�a un tanto presuntuoso decir que en realidad la empresa no te selecciona, sino que eres t� quien selecciona la empresa. Sin embargo, es cierto que las cosas tienden a equilibrarse a lo largo del tiempo, y que los procesos de selecci�n unidireccionales se van transformando en bidireccionales…

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Seleccionador o seleccionado

  1. En primer lugar, enhorabuena por tu blog. Me parece que hay una serie de post�s realmente interesantes.

    En cuanto a este �ltmo post, mi opini�n es que se trata (por desgracia) de una evoluci�n bastante l�gica. Las circunstancias que rodean cada uno de los momentos son totalmente distintas. Por un lado, creo que se debe a la posici�n que ocupan las partes en la “negociaci�n” en cada uno de los momentos. Influye tanto el tipo de puesto al que se opta en cada momento, como lo que el candidato puede ofrecer. Adem�s considero que al ir madurando y al ir conociendo el mundo laboral los criterios por los que nos regimos var�an sustancialmente, por lo que normalmente, nos hacemos m�s selectivos.

    Un saludo,

    Bodo ;)

  2. jejeje, en el primer parrafo estas describiendo mi situacion actual. Estoy en el ultimo a�o de carrera, y todavia me faltan unos a�os hasta ser seleccionador. Ahora mismo me conformo con ser seleccionado.

  3. Pues yo creo que el ser seleccionador es un privilegio de pocos. Un privilegio ganado, no obstante, por la preparaci�n, capacidad y no conformidad. Me explico, aqu�l que puede elegir es el que tiene opciones y uno tiene opciones cuando est� preparado para lo que pide el mercado.
    Adem�s de la preparaci�n uno tiene que ser bueno en lo que hace y tener buenas referencias. A medida que uno va adquiriendo experiencia va conociendo adem�s gente que puede atestiguar ese buen hacer y al final el mundo es un pa�uelo y pueden pedir referencias tuyas a aqu�l jefe que te ca�a tan mal. Es otra cosa que se acaba aprendiendo tambi�n, a pase lo que pase, acaba bien cualquier relaci�n laboral.
    Y por supuesto la no conformidad, las ganas de progresar y hacer cosas nuevas.

  4. Bodo, gracias por el comentario, se hace lo que se puede… ;)

    No creo que sea una evoluci�n “por desgracia”, simplemente una evoluci�n. Cuanto m�s conocemos, m�s sabemos lo que queremos…

    No estoy de acuerdo con lo que dice anonimo2. Creo que todo el mundo (desde luego una gran mayor�a) puede ser seleccionador, en la medida en que puede optar entre varias posibilidades. Obviamente, el n�mero y calidad de dichas posibilidades aumenta con la preparaci�n y con lo que se lo curre cada uno (en el sentido de moverse, venderse, relacionarse…).

    Eso s�, totalmente de acuerdo en lo de no salir, NUNCA, de ning�n sitio, dando un portazo. Que el mundo no es que sea un pa�uelo, es que es un kleenex…

  5. Pero ten en cuenta que los cinco minutos de gloria pasan pronto!.
    A partir de los 40 a�os, practicamente ning�n headhunter se arriesga a presentar a un candidato, a no ser que tenga un curr�culo gal�ctico, o que te ofrezca a una empresa que sea competencia directa de la tuya!.
    Entonces lo que funciona es el networking, o los procesos de selecci�n no visibles para el com�n de los mortales.

  6. Dos cosas:

    fuera de Madrid y Barcelona uno tiene que decir que “si” a todo. Hay muchos inform�ticos, poco trabajo, y la preparaci�n y especializaci�n se valora poco (los reclutadores van “a precio”)

    Si con m�s de 40 a�os no tienes una red de networking, hay algo que has hecho rematadamente mal. Hasta los inform�ticos, con sus dos caracter�sticas (trabajo para autistas y sin conciencia de clase), a los 40 a�os tienen su red de contactos.

Deja un comentario