La visión de los consultores desde la empresa

Paseando por Google, y haciendo una autob�squeda (s�, a ratos soy a s� de egoc�ntrico…) he dado con este peque�o escrito denominado “Confesiones de un ex-consultor”. Sin estar completamente de acuerdo con todo lo que dice, tambi�n es verdad que lanza al aire algunas ideas interesantes…

– �El consultor es alguien que colabora “desinteresadamente” o, en realidad, prima su propio beneficio antes que el del cliente? �De qui�n est� m�s cerca el punto de equilibrio?

– �Hasta qu� punto una empresa, o sus directivos, pueden hacer residir sus decisiones en los consultores?

– �Tienen los consultores capacidades/conocimientos suficientes como para asumir la responsabilidad de las decisiones?

– �Qu� porcentaje del trabajo de un consultor se queda en el papel (que todos sabemos que “lo aguanta todo”, y cu�nto es implantaci�n verdadera (entendida como que algo funcione y d� los resultados esperados)?

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “La visión de los consultores desde la empresa

  1. Los consultores nos hemos convertido en el “equipo externo” del Cliente y como tal muchas decisiones se apoyan en la corriente de conocimientos y experiencia que aportan seguridad y agilidad.

    Pero lo esencial es el compromiso con lo aconsejado, que solo se evidencia participando a riesgo en la implantaci�

  2. A vuela pluma al hilo de tus (o sus) preguntas:
    1. Un alma bienintencionada creer�a que el beneficio del cliente es beneficio a largo plazo para el consultor, �es eso cierto?
    2. Los directivos pueden basar sus decisiones en los consultores, pero sus decisiones son siempre suyas. El consultor no es un mecanismo para diluir responsabilidades (o no debiera serlo).
    3. Espinosa cuesti�n. Me reservo la opini�n porque no cabe en un comentario.
    4. Todos lo sabemos, m�s del que debiera. Me temo que todos compartimos esa sensaci�n de la cantidad de horas de trabajo que se tiran a la basura (muachas veces sin razones o argumentos para hacerlo).

  3. Jorge, estoy muy de acuerdo con tus dos afirmaciones. Lo primero es lo que potencialmente un consultor da, y lo segundo es lo esencial para que ese potencial se desarrolle… ahora bien, �cu�ntas consultoras participan a riesgo en sus proyectos?

    Eduardo, yo todav�a soy un alma bienintencionada. Si a un cliente le dejo contento con mi comportamiento honesto y profesional (y no intento sangrarle como sea), eso me revertir� en alg�n momento del futuro, bien a trav�s de �l, bien a trav�s de su recomendaci�n (una visi�n muy providencialista del negocio, como ves).

    T� lo has dicho, “no debiera serlo”. Pero… �cu�ntas veces nos usan? Si sale bien, medalla para ellos. Si sale mal, la cabeza del consultor en bandeja de plata…

    El 3 para otro d�a, y el 4… yo no iba tanto por ah� (que tambi�n es verdad) sino por el lado contrario, por el de cu�ntas veces somos nosotros los que dejamos el “pastel” (en forma de informe gord�simo y precios�simo) y nos vamos pitando… por lo que pueda pasar!

  4. Supongo que nuestra diferencia de miras en el punto cuatro depende de la especializaci�n de cada uno. En la m�a es cotidiano no aprovechar los trabajos que se encargan. Reconozco que es un �rea un tanto ex�tica y poco frecuente en la consultor�a.

Deja un comentario