A la calle por adúltero

Leo en El Mundo que el Presidente y Consejero Delegado de Boeing ha sido forzado a dimitir por mantener una relaci�n amorosa con una directiva de la empresa.

Antes que nada, solo la per�frasis “ha sido forzado a dimitir” merecer�a un post aparte… �eso no es que le han cesado? En fin, sigo.

Indagando en la noticia nos enteramos de que el se�or Stonecipher estaba casado y ten�a dos hijos, y manten�a una relaci�n con una directiva de su empresa. Es decir, era un ad�ltero. Ahora bien, destacan los siguientes argumentos:

– La directiva no estaba directamente a su cargo
– La relaci�n fue de consenso (nada de “acoso sexual”, vamos)
– La relaci�n no afect� a las actividades de la compa��a
– Ni la carrera ni las compensaciones de la directiva se vieron favorecidas por la relaci�n

Es decir, la decisi�n de fulminar al sr. Stonecipher ha sido puramente “�tica”. De hecho, se ha justificado en estos t�rminos:

“Estamos comprometidos con un firme liderazgo �tico. Hemos luchado muy duro para recuperar nuestra reputaci�n y todo el mundo deber�a saber que, si vemos actividades inapropiadas, tomaremos actuaciones decisivas”

“La dimisi�n no est� en modo alguno relacionada con los resultados operativos de la compa��a o los resultados financieros, que siguen siendo buenos. Sin embargo, el consejero delegado debe mantener un comportamiento personal y profesional intachable, y el Consejo ha determinado que �sta era la decisi�n correcta y necesaria en estas circunstancias”

A m� todo esto me genera un mont�n de dudas… �hasta qu� punto es nadie capaz de ser un “guardi�n de la moral y de la �tica” dentro de una empresa? �hasta qu� punto una circunstancia personal es susceptible de eclipsar un �xito en la gesti�n? �hasta qu� punto una denuncia an�nima puede ser el detonante de la ca�da del Presidente de una de las mayores empresas del mundo? �es la vida personal de uno incumbencia de la empresa?

Muchos interrogantes…

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “A la calle por adúltero

  1. Me recuerda a Clinton y Monica :-), como empezemos a buscar directivos �ticamente responsables en la empresa y en su vida personal… complicado lo vamos a tener…; y �qui�n decide lo que es �tico y lo que no en mi vida privada? �ya no voy a poder tener amantes? �ni llevarme folios de la oficina? �qu� pasara si me pillan mintiendo a mi novia?… estos yankis…

  2. Mi teor�a es que es una EXCUSA para echarle, de la forma m�s beneficiosa para los propietarios, que no tienen escr�pulos de meterse en la vida privada de alguien si con ello obtienen un beneficio. A �l se le crea una situaci�n inc�moda (graves problemas con su mujer, gente que le mira mal, etc.) y lo tendr� m�s complicado para defenderse de esta forma de echarle.
    La opini�n p�blica, especialmente en este caso de la gran masa de norteamericanos (mojigatos, censuradores, hip�critas, manipulables), se pondr� de parte de la empresa.

    Seguramente los propietarios quer�an deshacerse de �l y como no encontraron otra excusa porque debe ser un buen profesional y dem�s, pues se agarran a esto, que seguramente a ellos les importe un bledo pero saben que la sociedad les apoya.

  3. Hola a todos:
    Lo que pasa es que la directiva en cuestion era la ex- de algun otro jefazo que se queria vengar.
    Ahora en serio, si la relacion era licita puede ser algo cuestionable, pero no creo que suficiente para forzarle a salir, salvo que haya como se ha apuntado otro tipo de intereses (y supongo que generosa indemnizacion bajo la mesa).
    Saludos a todos.

  4. Creo recordar que las declaraciones oficiales de la compa��a insist�an en que investigando el affaire hab�an descubierto otros asuntos que prefer�an no comentar. Quiz� sea mentira. En todo caso en las ciudades de trabajadores de la Ford, ya se patrullaba por las noches para asegurarse de la rigurosa moral de los empleados por orden del mism�simo Henry Ford.

  5. A mi lo que me da “mala espina” es que este estilo yanki de hacer las cosas lo adoptemos igual que adoptamos tantas otras cosas…

    Eso s�, sospecho que tendr�a mala salida: como dijo alguien (no s� muy bien qui�n…H�oover, quiz�s?) “todo el mundo es potencialmente culpable de algo, solo hace falta investigarle lo suficiente”.

    Acid, me gusta lo de la excusa, aunque antes estas cosas se hac�an de otra forma m�s discreta…

  6. Yo lo interpreto de la siguiente manera: Si en tu vida privada no eres sincero y honesto es dif�cil que lo seas en los negocios.
    Si enga�as a tu mujer, qu� no podr�s hacer en la empresa.

    Mi duda es, si el hubiera estado divorciado �lo hubieran invitado a irse?.

    blc.glz

Deja un comentario